PASO A PASO PARA LOGRAR TUS PROPOSITOS ANTES QUE FINALICE EL AÑO

Estamos a meses de terminar este año y, es muy probable que tus propósitos de Enero ya hayan sido abandonados. Pero, eso no significa que tengas que posponerlos hasta el siguiente año. Lo creas o no, ahora es el momento perfecto para retomar todas esas metas que te planteaste y desarrollar un plan para cerrar este 2020 con broche de oro.

1.- Escribe todos los propósitos que dejaste abandonados este año (o años anteriores)

No sientas culpa o remordimientos, solo escribe todo eso que querías para ti pero que por alguna razón no lograste.

2.- Elige uno solo para tomar acción durante estos meses

Es difícil seleccionar uno solo, pero recuerda que tenemos el tiempo justo para tomar acción. Además no queremos que te satures de metas que no puedas cumplir, porque si fallas el efecto será el opuesto al que queremos conseguir.

Así que solo subraya uno de esos propósitos, el que sea más importante para ti o te motive más en este momento ¡no hay respuestas incorrectas!

3.- Concreta tu propósito de fin de año

Nuestro objetivo en este paso es tener claro de qué se trata nuestro propósito.

Cosas como “bajar de peso” o “hacer ejercicio” no le dan a nuestro cerebro una acción que seguir. Es mejor tener propósitos claros cómo “salir a caminar” o “cenar ensaladas verdes” ¿me explico?

También es importante no ser demasiado ambicioso. Esta bien querer aspirar a mejor, pero recuerda que tener un objetivo demasiado difícil de alcanzar te hace retroceder en vez de avanzar.

La mayoría de los cambios a largo plazo ocurren lentamente, el cambio es un proceso, no un evento.

Estas preguntas pueden ayudarte a tener un propósito concreto y realista:

  • ¿Qué acción estás dispuesto a tomar el día de hoy para comenzar con ese propósito?
  • ¿Puedes escribir esa meta de forma mucho más específica?
  • ¿Hay alguna forma de convertir ese propósito en algo más «accionable»?
  • ¿Puede dividirse en varias etapas o pasos a seguir?
  • ¿Hay algo más simple y fácil con lo que puedas empezar?

4.- Define cuándo, cómo y dónde tomarás acción para tenerlo muy claro

Esto ayuda a saber exactamente qué hacer, evitar posponer y sobre todo saber si realmente eres constante.

Por ejemplo:

– Hago ejercicio en la sala de mi casa durante 7 minutos

– Medito por 10 minutos (o menos) en mi escritorio antes de trabajar

– Leo 6 páginas de mi libro antes de dormir

 

Algunos consejos que debes tomar en cuenta:

  • No pienses en tu meta sino realmente escríbela para aumentar tu compromiso
  • No uses palabras como “debo hacer” o “tengo que hacer”, mejor escribe “quiero hacer”
  • Escribe en tiempo presente tu propósito y no en futuro

5.- A fin de año revisa, evalúa y ajusta

Esta vez cuando llegue el cierre de año, harás las cosas diferentes porque en lugar de solo proponerte nuevas metas, tendrás que revisar lo que has avanzado los meses anteriores.

Si no conseguiste ser constante o no lograste lo que te propusiste, no hay problema. Sí, leíste bien.

Año nuevo será el momento perfecto para ajustar y redefinir tu meta. Quizás era muy retadora y necesitas empezar por algo más pequeño, cambiar el horario, dividirla en más subtareas o definir tu meta de forma más detallada.

Si lograste hacer progreso con tu propósito de fin de año ¡en hora buena! Enero será un buen punto de partida para hacer de esta meta algo más ambicioso y retador o comenzar con algo nuevo.

En ambos casos debes sentirte orgulloso porque aprovechaste los últimos meses del año para hacer algo bueno por ti, no te resignaste a terminar el año con metas inconclusas, sino que tomaste acción y eso es algo realmente de admirarse.

Recuerda que cuando se trata de nuevos comienzos y metas, este mes es el nuevo Enero.

No necesitas esperar hasta el año nuevo para tomar acción ¡el mejor momento para comenzar es ahora!

 

tomado de habitualmente.com

Deja un comentario