Empodera tus sueños: MENTA DAYS

Conoce un poco más sobre Menta Days, artista Peruana que nos inspira con su arte e historia de como logró encontrar su pasión y propósito. 

1. M: Cuéntanos… ¿quién eres y qué haces?

P: Soy Pamela Díaz Escalante, también conocida como Menta Days. Menta es el seudónimo que utilizo para compartir mi arte. Tengo 36 años, soy peruana, actualmente me dedico al arte, a inspirar y también trabajo en el mundo corporativo.



2. M: ¿De dónde sale el nombre “Menta Days”?

P: Menta Days nace a raíz de una búsqueda personal por más de 30 años de mi vida. No sabía qué hacer con estas manos, hasta que descubrí mi pasión por el arte, por la pintura y cuando tuve que crear una cuenta, crear un espacio donde colocar mis pinturas, mi nombre no podía usarlo porque en ese entonces y hoy en día sigue apareciendo para notas relacionadas a todo mi rol corporativo. Y dije, ¿qué hago? y Menta siempre ha sido mi color favorito y Days es mi apellido en inglés.

3. M: ¿Cómo encontraste tu pasión?

P: Mira, yo nunca he sido buena para el arte ni para manualidades; creo que jamás fueron mi especialidad. Todo mi entorno se sorprendió cuando empecé a desarrollar el tema de Menta Days. Yo he hecho de todo, he estudiado de todo, en el sentido que me he metido a clases de patronaje, de moda, de diseño de interiores, puse un emprendimiento de decoración para las casas y era como ¿qué hago?, ¿qué hago con estas manos? y veía Pinterest, veía talleres y no sabía qué hacer. Realmente como que era una respuesta que no tenía y me angustiaba un montón. Un 24 de diciembre, me fui a comprar una cartera a Miraflores; llegué a la tienda y me dijeron: “está agotada”. En ese entonces no solía caminar tanto como camino ahora y me encontraba un 24 de diciembre con las calles totalmente vacías, no sé por qué, seguro ya todo el mundo estaba celebrando la navidad, eran las 4 de la tarde en el centro de Miraflores. Me puse a caminar y llegué a una tienda que se llama “La Clave”, de puro tema de pintura y vi el kit del principiante y costaba lo mismo que costaba la cartera y venía el atril, el lienzo, los pinceles… todo, y yo me quedé mirando y la empleada de la tienda me dijo: ¿Lo quieres? y yo le dije que sí, y ella me preguntó ¿para regalo? y dije que sí, que para regalo y entonces me lo envolvieron y al día siguiente pensando en que quizás era uno de los gastos más que haces en tu vida cuando dices voy a emprender algo, pues en esta oportunidad no me equivoqué...

4. M: ¿Cómo es tu proceso creativo? 


P: El proceso creativo es lo más mágico, o sea, yo creo que el resultado no es el cuadro, yo creo que lo bonito está en todo el proceso que lleva. Te puedo contar muchísimos casos, pero uno que es mi favorito es cómo todo parte a través de la curiosidad. Si tu empiezas a preguntarte una palabra, su origen, de dónde viene, qué significa, empiezas tú ya a darle inputs a tu cerebro. Yo estaba manejando, vi un anuncio de un conversatorio de la hija de Chabuca Granda en el Centro Cultural de Piura, me inscribí un viernes por la noche, fui, la escuché, me inspiró, anoté, me puse a ver documentales, la busqué, me tomé un café con ella y conversando con ella me contó que ella hizo todo un poemario de las flores botánicas que aparecen en las canciones de Chabuca y que eran doce y cuando me dio esas doce, las imaginé en cuadros y de pronto empecé a comprar lienzos para armar una muestra de “Déjame que te cuente”. Entonces, cada vez que me metía a averiguar sobre la canción, me inspiraba más sobre el cuadro. Entonces, yo creo que el proceso creativo puede ser desde una cosa tan armada como “Déjame que te cuente” hasta terminar de leer un libro de “Becoming” de Michelle Obama e inspirarte a pintar esa fuerza que transmite. Pueden ser cosas muy acotadas, hasta pueden ser procesos bastante trabajados, ¿no? Todos son emocionantes, todos tienen lo suyo.


5. M: ¿Cómo llevas adelante tantos proyectos en paralelo? Porque nos comentaste que te desempeñas en el mundo corporativo, pintas y más.

P: Sí, tengo una vida corporativa super apasionante también. Me encanta estar en este mundo donde yo leo también todos los pensamientos de las personas que a veces no se permiten ser creativos, ¿no?, entonces eso para mí también es una retroalimentación para mi arte. Creo que uno de las principales claves es la ORGANIZACIÓN; porque soy muy organizada en mi trabajo, soy muy organizada en Menta Days y no trato de avanzar a pasos agigantados, no trato de hacer grandes proyectos; estoy haciendo un lunes y un martes y cuando te das cuenta, uff empiezas a ver una lista de cosas que hiciste, pero muchos me dicen: ¿Cuándo dejarás el mundo corporativo? y no se trata de dejar, se trata de que las cosas se van a dar como se tengan que dar en algún momento, pero ahora estoy disfrutando muchísimo porque yo trabajo de lunes a viernes y el sábado y el domingo pinto. Entonces los sábados y domingos no es que me paro frente al cuadro y digo “no, hoy no quiero pintar” “no, hoy estoy un poco triste”, “no, hoy día no hay luz” ¡NO! Hoy día se pinta porque no hay otro día y también me juega a favor porque mi arte es muy dinámico, enérgico y me obliga a poder ponerle esa inyección de energía; entonces yo creo que la parte corporativa también genera una grata inspiración en mi mundo Menta Days.



6. M: ¿Cuál es la mayor dificultad que te has encontrado en tu camino y la mayor gratificación?

P: La mayor dificultad es tiempo. A veces me frustra mucho porque quiero hacer muchísimas cosas, y también tiempo que he sacrificado con amigas, con familia… porque a veces dicen: “Oye, Pamela se dedicó al arte y no la vimos más” (risas) y tengo a veces que estar en todas las reuniones, fiestas o celebraciones, pero yo sé que vale la pena y lo más gratificante es recibir mensajes de personas que nunca habían pintado y se están permitiendo tener una vida creativa, personas que me han comprado un cuadro y lo han puesto después de tener una situación muy triste o trágica y me dicen: “Te compré un cuadro porque necesitaba felicidad en mi vida” y es como “qué bonito que estoy llenando, no con ansiedad, ni con tristeza sino que te estoy colocando felicidad a través del arte”.

 

La mayor gratificación es haber llevado los libros de “Reinventa tu creatividad” junto con la ONG Juguete Pendiente. Yo sentía y siento que debo agradecerle al universo por permitirme haber descubierto mi pasión; siento que muchas personas ni siquiera la quieren encontrar o no se quieren dar el tiempo de buscarla y yo haberla encontrado es una satisfacción tan plena, que sentía que debía hacer algo y lancé un libro que es “Un reto para adultos y un juego para niños”; que es un libro de actividades. Pero dije: si voy a hacer esto debo ser agradecida con el mundo y por cada uno que venda, voy a donar uno a esta ONG Juguete Pendiente y cuando llegue a Manchay, al Hospital del Niño, al Puericultorio, a Puno 4400 metros sobre el nivel del mar, niños que tienen matemáticas, lenguaje y nunca les iba a llegar un libro de arte y decirme gracias y terminaban de pintar y me lo regresaban  y yo les decía: No, es tuyo. Se ponían super alegres, me abrazaban y ver la imagen de todos los niños corriendo con libro en la mano cuando nos íbamos en el auto para mi fue increíble, hermoso; porque el arte es una esperanza para ellos, para que sepan que más allá de lo que hay en el mundo, el arte es una forma de salir adelante y poder darles esa esperanza. Llegué súper sensible y emocionada.



7. M: ¿Puedes mencionarnos algún consejo que puedas darle a las mujeres que buscan reinventarse o que necesitan impulso para comenzar algo nuevo?

P: Para el impulso necesitas energía, necesitas mucha constancia y sobre todo necesitas la capacitación. El conocimiento es la lotería para cualquier proyecto que uno quiera hacer; entonces cuando uno quiere emprender algo no se trata “¿cuánta plata es?” o “no, yo ya voy a renunciar a mi trabajo”. Uno constancia, dos es chau miedos y tres, tienes que entender de que leyendo, conociendo y aprendiendo ya lo tienes todo.




8. M: ¿Cuál es esa prenda que no puede faltarte nunca?

P: Woa! la prenda que me encanta es la blusa blanca. ¡Me encanta! De hecho, pinto con una blusa blanca siempre y me parece que tú a veces no tienes que ponerte y te pones un pantalón, un palazo, una blusa blanca y unos aretes y se te ve espectacular.


9. M: ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado para tu arte o tu vida y quién te ha dado este consejo?

P: Woa! He recibido consejos muy lindos, pero uno que se me vino a la mente es el que un gran amigo me dijo: Pame, es que tu tienes que entender que no te debes comparar con nadie, porque a veces yo me sentía un poco mal y era como qué decía: él ha estudiado diez años y viene acá la intensa Menta Days con sus colores y yo no he estudiado nada y un día dije quiero pintar; yo no quiero faltarle el respeto a los artistas que se han dedicado tanto tiempo… y me dice mi amigo, tu no estás haciendo nada malo, no estás faltando el respeto a nadie, tú solamente no te compares. Ellos tiene su camino y tu tienes el tuyo y cuando tu veas que avanzas sin tener que ver que hacen o que no hacen vas a ser Menta y ya eres Menta Days. Y ahora digo, el camino del artista algunos lo entienden de manera diferente; en mi caso, yo he sido Administradora Hotelera con una maestría en Marketing y Dirección de Ventas y otros artistas pueden haber comenzado desde el colegio.




10. M: ¿Qué metas tienes para el 2020?

P: Una es pintar para mí. Siempre pinto para otros y ahora se vienen cuadros de Pamela, o sea de mí y creo que uno no entiende lo que es retratarse o pintarse así sea en abstracto, lo que tu consideres porque estás poniendo la foto de tu alma en tu lienzo y esta muestra va a exigir al receptor del lienzo que te metas un poco más de lleno y veas más.



Deja un comentario